Editorial

grafica editorial liceo

Verdad Incomoda, ¿Recuperación del Liceo en 5 años más?

Cuando han transcurrido casi 6 años del terremoto del 27F, la comunidad Yungayina, especialmente alumnos y educadores del liceo de Yungay aun siguen esperando la reposición del liceo matriz ubicado frente a la plaza de la ciudad, edificio que resultó con daños de consideración luego del mega sismo del año 2010.

Ese año, no solo el liceo de Yungay resultó dañado, también varios edificios públicos de la comuna, entre estos, la Escuela Fernando Baquedano, otro establecimiento educacional de importancia por la cantidad de alumnos que son atendidos.
La respuesta a los efectos del terremoto por parte del Estado fue muy lenta en Yungay, se debe recordar que gracias a la coordinación de los organismos locales (Municipio, Bomberos, Carabineros, Hospital, etc.) se logró recuperar rápidamente los servicios básicos en la comuna, sin embargo todo lo demás, lo que compete al Estado no era prioritario en Yungay, todo se concentró en la zona costera de la región.

Ante la incógnita del inicio del año escolar y el daño a los dos principales establecimientos educacionales de educación pública de la comuna, surgió la alternativa de conseguir ayuda desde el mundo privado, apoyo que se podía gestionar mucho más rápido para resolver el problema. Fue así que el municipio tomó contacto con la empresa Anglo American, que estaba apoyando con la instalación de containers para recuperar escuelas en las zonas afectadas por el terremoto.

Con bombos y platillos llegaron las autoridades políticas del gobierno central de la época a inaugurar la escuela modular más grande del país, es cierto que se pudo resolver el problema del año escolar, beneficiando a niños y jóvenes de la comuna para que no perdieran un año de estudios, sin embargo administrativamente para el Ministerio de Educación, implicaba no preocuparse por el problema de Yungay en lo inmediato, priorizando otras comunas de la región.

Luego del terremoto hubo una serie de cambios a las normas de construcción, sumado a ello la implementación de nuevas políticas educacionales, como la desvinculación de los 7mos y 8vos años de enseñanza básica que para el año 2017 deben pasar a la enseñanza media, fueron modificando las opciones de recuperación del liceo de Yungay.

El municipio local, logró con recursos propios realizar algunos estudios para conocer el estado del edificio matriz, proceso que realizó en la espera de 5 años que el Ministerio de Educación dio de vida útil a los containers de Anglo American, colocando una condición prohibitiva para no atender la necesidad educacional de la comuna antes de ese periodo.

Si bien, los containers solucionan el problema de espacio para atender al alumnado, no es una solución ideal, porque no contaban con todos los accesorios que se utilizan en una faena minera, como equipos de calefacción o aire acondicionado, lo que obviamente produjo serios efectos negativos en los procesos de educación, debido a los extremos de temperatura que se deben enfrentar tanto en invierno como en verano.

El lunes pasado (07.12.2015) en sesión ordinaria del concejo municipal, el arquitecto del departamento de educación municipal, Rodrigo Acuña, entregó un informe de situación sobre el proceso de recuperación del liceo matriz a las autoridades políticas de la comuna. Información que generó variadas reacciones en los concejales, porque los posibles escenarios de solución son complejos y representan en primera instancia el cumplimiento de las obligaciones administrativas de construcción que exige el Ministerio de Educación, lejos de las aspiraciones de la comunidad de recuperar el Liceo de Yungay en su ubicación tradicional.

¿Cómo se determinará finalmente la recuperación del liceo matriz? es una pregunta compleja de responder, porque ya no es el liceo, sino el edificio a recuperar para que funcione un establecimiento educacional. Esto producto de las proyecciones de matriculas y los traspasos de alumnos entre establecimientos educacionales (7mos y 8vos a enseñanza media). Con la entrada en vigencia de las modificaciones de la LGE (Ley General de Educación) el 2017 la matricula del liceo crecerá en al menos 200 alumnos, lo que implica que la Escuela Fernando Baquedano perderá la misma cantidad de estudiantes, en consecuencia el edifico y espacio físico de la escuela Fernando Baquedano quedaría sobre dimensionado para la matricula de alumnos de pre básica y de 1ro a 6to año.

Por otra parte, el edificio matriz del liceo no tiene grandes espacios que se puedan destinar a la construcción de más metros cuadrados de salas de clases y aunque se considerara la construcción de tres pisos, el área disponible para patios es insuficiente para cumplir las exigencias de metros cuadrados por alumno, matricula que tal como se comentó crecerá a partir del año 2017.

Entonces el puzle local de buscar una solución definitiva para el edificio del liceo matriz se ve compleja, primero por las exigencias de construcción post terremoto, segundo por las exigencias de infraestructura y espacios para establecimientos educacionales por parte del Ministerio de Educación, tercero por la entrada en vigencia de las modificaciones a la LGE que traspasa alumnos de enseñanza básica a media y cuarto por no tener aún el estudio y diseño de las obras de construcción necesarias para recuperar el edificio del liceo matriz.

Si no hay proyecto, no se puede cuantificar las obras, sino se pueden cuantificar la obras, no se puede determinar el costo de construcción, sino se tiene el costo de construcción no se puede postular a los fondos sectoriales de educación, sino se puede postular a los fondos simplemente la solución no estará en el corto plazo. Siendo optimistas y se logré financiar el estudio y diseño de las obras (proceso que no se puede realizar en menos de 12 meses), posteriormente se postule a los fondos (otros 12 meses), se inicie el proceso de construcción (mínimo 18 a 24 meses), no tendremos el edificio del liceo matriz antes de 5 años, una verdad incomoda que no se ha querido decir.

Sin duda, un tema que generará controversia en las comunidades educativas tanto del liceo como de la Escuela Fernando Baquedano y un seguro dolor de cabeza para las autoridades de educación de la comuna, será como se resuelve la entrada en vigencia de la modificación a la LGE que traspasa los alumnos de 7mo y 8vo básico a enseñanza media, porque para el año 2017 es claro que no habrá recuperación del edificio del liceo matriz, por lo que un posible enroque de establecimientos educacionales podría causar altercados entre alumnos y apoderados de ambos establecimientos.

Más allá de la problemática que se viene para el año 2017, la que debe ser resuelta y encontrar una solución que deje conforme a la comunidad que se atiende en el sistema público de educación, sería bueno que todos aquellos candidatos al parlamento del año 2013, especialmente aquellos que fueron electos y utilizaron como recurso de campaña ofrecer la recuperación del liceo matriz, cumplan con su palabra empeñada y apoyen las distintas etapas que se deben desarrollar y no se excusen solo en que la solución es responsabilidad del municipio, porque son las autoridades de Educación a nivel regional y nacional las que debieran acelerar los procesos y reconocer que a 6 años del terremoto no han querido asumir una necesidad de infraestructura educacional, convirtiéndose en uno de los últimos establecimientos educacionales de la región sin reconstruir desde el terremoto del 2010, olvidado y sin priorizar, a pesar de estar en conocimiento de la necesidad, sino mire la tabla extraída desde el Mineduc donde se indica el estado de reconstrucción del Liceo de Yungay.

 

fuente: http://www.mime.mineduc.cl/mvc/mime/ficha?rbd=3940

FacebookTwitterWhatsAppGoogle+Compartir

Más de Editorial

Malos Modos

escribir

Ya desde la Grecia antigua (400 A.C.), Platón y Aristóteles analizaban la vida en la Polis, estudios que permitían describir como en esos tiempos se hacia la política, han transcurrido más de 2000 años y la historia de la humanidad, … ver más